jueves, 28 de mayo de 2015

El martiellu inglés


(Artículu del Diaru La Cuenca, espublizáu en mayu de 2015).

El martiellu inglés

Tamos nel añu 2016. Aquel paráu había sufrío muncho por una crisis demasiao llarga. Nun vía manera de llevantar cabeza. Solo medraben los de siempre, los que nunca les pasaren putes económicamente falando. Por si fuere poco, ca vez que intentó echar a andar un negociu o montar daqué impresa, les tan cacarexaes facilidaes que decín que se daben, solo yeren tapagüeyos na más. Nin axilización de trámites, nin rapidez nel papeleo, …Taba igual que siempre.
Pero agora el paráu había montao una empresa y taba forrándose a base de bien. Non por el cambiu políticu que facía que agora mandaren otros. Non porque hubieren ameyorao de sutrucu les condiciones llaborales. Non porque tul mundu trabayare. Non porque los lladrones hobieren devuelto parte de lo robao…Non, que va. Solo por andar oriscu.
Al dia siguiente de saber los resultaos electorales, fue peles toles ferreteríes de la zona y mercó tolos martiellos, maces, futriones y tolos tarecos asomeyaos que hubiere en esistencia. Y cuando los políticos que perdieren les elecciones tuvieron que dexar les ofecines pa los nuevos entrantes, planteose-yos un seriu poblema: andaben llocos desesperaos en busca de aperios pa desfacer los discos duros de los ordenaores. Asina que nun yos quedó otra que contratar a la so empresa que yera la única que tenía martiellos en tola zona.
Dempúes mercó una flotilla de furgonetos equipaos cola última maquinaria moderna especializá en destrucción y triturao de toa clase papeles y decumentos. ¡Vaya manera devaniar les trituraores! Había coles pa desfacer papeles. Casique nun daba a bastu de trabayar. Discrección, llimpieza, eficacia y resultaos garantizaos. Estos yeren los parámetros básicos de la empresa. Hasta ofrecía servicios especiales con ufierta incluía: contratando les dos coses, martiellos y trituraora, precios especiales. Un día a la selmana, el día sin IVA del triturao decumental. Utru, el día del martiellu: compra ún y lleves dos. Y si durare varios dis el trabayu, la selmana blanca del papel trituráu. Y como había trabayu pa una temporá, tenía planiao un lema infalible: ya ye primavera en el martiellu inglés.

                                                                                                            Tante B., mayu de 2015.
7 personas alcanzadas

No hay comentarios:

Publicar un comentario